martes, 11 de marzo de 2008

Todo por unas monedas... asi se enseña hoy..


Sinceramente estoy indignada! esto si es pura REALIDAD! Y me asombra .....

Ayer viajando en el 86 sentada sobre la rueda del colectivo, porque no había asiento disponible, y como soy bastante chiquita me pude hacer un lugar... en fin...

Observe por la ventanilla, un acontecimiento... diario? normal? comun?

En la parada de un bondi, mucha mucha gente, pero mezclada entre esa gente una Sra. mayor de unos 60 años o más, con sus dos nietas (divinas rubias impecables)...

El boletero se arrima a una de las niñas y le señala algo en el piso,... (había una billetera grande así se veia de lejos..) tirada... la nena la agarra y se la muestra a su "supuesta abuela" y la Sra. le hace señales que se la guarde que la esconda. ...


La niña obedeció a su mayor.... y esconde en su pequeña manito y entre medio de los pliegues de su vestido, mirando para todos lados, a continuacion esta mujer sin vergüenza se le arrima y se la quita y guarda la billetera entera en su cartera.....
haciendose la distraida!


Me quede estúpida... !

cuanta gente así podemos encontrar..... pensar que solo mire unos segundos detenidamente lo que sucedia en la calle... y vi ese acontecimiento..
me da vergüenza ajena realmente...!


4 comentarios:

Anónimo dijo...

See Here or Here

Nadia dijo...

Bienvenida Aldi... al Real World! Parece que hoy estás de bienvenida en bienvenida pero no creo que esta amerite facturas.
Lamentable, pero sucede. Y va a seguir sucediendo porque es una cuestión de educación.
Besos!

aby dijo...

es teeeeerrribleee...

después la nena va a crecer pensando que es algo sumamente normal y es un horror.

Si seguimos por este camino... cuesta abajo y con los ojos cerrados, no vamos a tener derecho a quejarnos cuando nos encontremos con el piso duro y lágrimas.

Besitos.
Hagamos nuestra parte!

aby.

El Profe dijo...

¡Es una pena! la verdad que entiendo tu molestia. A mi me dio una bronca hace unos meses. Estando en el banco. Una señora mayor pasó apresurada a la caja, ante los que hacíamos cola, sin reparar en billete violetita que se le cayo... rapidamente una niña de portafolios lo levantó. Pensarás que el paso subsiguiente es obvio, pero no, lo doblo y lo guardo en su bolsillo... segundos después la señora pasaba otra vez mirando desesperada el piso. Pensarás que se lo devolvió, pero la respuesta es ¡no!... me acerqué al policia para comentarle lo que varios habían visto... y la respuesta me dejó peor: ¡Qué queres que haga, seguro va a decir que eran de ella!
En fin. Si, sucede aquí, allá y en todos lados.

Desde Tierra del Fuego.